TEA publica un facsímil de la revista Índice que incluye el número 2, desconocido hasta ahora

Esta publicación que dirigió Domingo López Torres ‘descubre’ un poema inédito de Emeterio Gutiérrez Albelo

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro que depende del área de Cultura del Cabildo que gestiona el consejero Enrique Arriaga, publica un facsímil con dos números de la revista de cultura de contenido social y políticamente comprometida Índice, una iniciativa de 1935 del escritor y poeta tinerfeño Domingo López Torres. Esta edición supone la recuperación del segundo de los números, perdido desde hace 80 años, que incluye un poema inédito de Emeterio Gutiérrez Albelo.

Además de la reproducción de los dos números de la revista de López Torres, con un marcado carácter político y literario, TEA incluye en esta edición varios textos que reflexionan desde la perspectiva del presente sobre lo que supuso en su momento y hoy en día esta propuesta. El catedrático hispanista especializado en vanguardias Brian Morris, la profesora de la Universidad de La Laguna experta en surrealismo Isabel Castells y el escritor Alejandro Krawietz son algunos de los nombres que firman artículos en esta publicación.

La publicación, que ya se puede adquirir en las librerías de a isla, fue presentada ayer [día 19] en el Salón de actos de TEA con la presencia del escritor y director insular de Cultura del Cabildo, Alejandro Krawietz, la profesora Isabel Castells, el conservador jefe de la Colección de TEA, Isidro Hernández, y, de forma telemática, el catedrático andaluz experto en vanguardias históricas Eugenio Carmona.

Isidro Hernández destaca “la recuperación de este eslabón perdido que supone el número 2 de Índice”. “Asistimos en esta edición al testimonio de un escritor, Domingo López Torres, que sufre la vanguardia europea, mostrando el tránsito entre la vanguardia y el compromiso, percibiendo en él esa evolución”.

Alejandro Krawietz, que firma el artículo La alegría de hacer revista, recuerda que “cuando supe del descubrimiento de este proyecto y el segundo número de Índice, enseguida vestí esa conversación de acontecimiento porque después de 80 años de espesísimo silencio se encontraba este segundo número de  abril de 1935 que se creía perdido, mes de la famosa visita a la isla de André Breton, Benjamin Péret y Jacqueline Lamba”. “En Canarias las revistas han tenido un protagonismo muy rotundo; las escribía una auténtica generación de ensayistas que necesitaban interpretar el presente y que encontraban en este formato espacios colaborativos con dos características muy claras: la capacidad de imantación de la novedad y la voluntad de irradiación de lo recibido”, explica Krawietz, quien concluye que, “con Índice, Domingo López Torres se expone ante su sociedad con todo su compromiso”.

Isabel Castells se mostró muy agradecida por formar parte de este proyecto, para el que se le encargó el análisis de poema inédito de Gutiérrez Albelo, titulado Delantera de paraíso. “Esta obra es una auténtica joya y probablemente iba a pertenecer al al libro Enigma del invitado”, explicó la investigadora, quien hizo hincapié en la labor de las revistas como “prolongaciones de las editoriales, ya que servían de espacio colectivo, de complicidad, de work in progress para los escritores, ya que hemos constatado la evolución de algunas obras en función de su versión en revista y la posterior en un libros”. “Esta revista demuestra que López Torres era el más comprometido con el surrealismo de sus coetáneos”, concluye Castells.

Por su parte, Eugenio Carmona reconoció que “estar de manera telemática en este acto es lo más cruel que me ha ocurrido desde que comenzó esta pandemia”. El experto en vanguardias comentó que “las revistas entre 1900 y 1940 necesitan de un nombre propio, eran una galería de arte que dieron cabida a muchos movimientos que, de otra forma, quizá, no habrían llegado a nuestros días”. “Fueron mucho más que simples revistas: fabricaban ideales estéticos con calidez e inmediatez en la información y con la capacidad de aglutinar la diversidad”, analizó el catedrático.

No Comments

Post A Comment